En la eterna ocurrencia de decir adiós!


Todo pasa y todo queda.. suena en la radio y resuena vívidamente hoy en mis oídos.

Ya pasaron cinco años desde que llegué a las antípodas y el retorno a casa está a menos de 100 días!

Las preocupaciones por terminar la tesis, editar y reeditar los capítulos, ya son historias añejas. Todo eso ya pasó y lo que queda son aprendizajes para comenzar nuevos capítulos en otras tierras. En otro post discutiré acerca de los aprendizajes en las antípodas. Hoy quiero reflexionar un poco acerca de los apegos y a  la eterna ocurrencia de decir adiós!

Vero

A propósito de que mi amiga Vero volvió a Chile,  constato que mi retorno también es inminente y vuelvo a sentirme en transición. La incertidumbre y la temporalidad de las relaciones han sido características permanentes de mi experiencia de vida aquí en Canberra. Canberra es una ciudad con una población flotante que aloja a políticos y empleados públicos  Asimismo, estudiantes y académicos de todas partes del mundo visitan Canberra en pasantías de corta y mediana duración en la universidad nacional australiana.

El estado de incertidumbre o cambio permanente estuvo principalmente dado por mis estudios doctorales y las características propias del proceso de investigación. Este proceso ha desafiado mis certezas intelectuales y hoy me aproximo al conocimiento de forma más escéptica. No tengo respuestas definitivas sino que aproximaciones. Si bien el término de la tesis y la obtención del grado me han dado un respiro, la incertidumbre e inquietud no han cesado. Hoy es el decir adiós, dejar un modo de vida y buscarme otro. Esto deja en evidencia la temporalidad de nuestras existencias y las relaciones.

Con respecto a la temporalidad de las relaciones, me refiero por un lado a la poca profundidad de la mayoría de las relaciones que he establecido en Australia y por otro lado por el tiempo y espacio limitado que estas relaciones han tenido. . Obviamente que como seres  complejos desarrollamos diversas relaciones que cambian y evolucionan con maduración y el tiempo. Sin embargo, en esta ciudad, ese tiempo y espacio es limitado.  Las relaciones tienen un periodo de expiración.Un ejemplo tangible de esto es que mis mejores amigos en Canberra hoy están lejos.

Si bien vivimos una vida prestada en un lugar que no nos pertenece, en un lugar que no alcanzamos a apropiarnos, sí he podido establecer algunas relaciones profundas que atesoro y agradezco. La amistad con mi amiga Vero me ha hecho encontrarme con cierta chilenidad que había negado y que hoy acepto como propia. Extrañaré la familiaridad del lenguaje, su trato amable, generosidad, simpleza,rulos y su  saludo afectuoso: Hola Malbi¡ Le agradezco su compañía y cariño. Sin duda, que pudimos establecer  una relación  hermanable, de respecto y aceptación. La nacionalidad impresa en nuestros pasaporte no es lo único que compartimos, sino que una manera de ver y forjar la vida¡ Hoy ella ya también voló… buena suerte y hasta luego Dra Vero.

Los amigos se van, las ciudades cambian y las montañas re-aparacen. Nuevos desafíos, nuevas historias vendrán. Mientras tanto,  a disfrutar de la primavera, a continuar empacando y a comenzar a decir adiós¡

About Malba Barahona

Educational researcher, language educator. PhD from Australian National University. Passionate bushwalker and mountain lover. I procrastinate reading fiction, hiking, doing yoga, riding, having a beer and more recently decolonizing my existence. I write in English and Spanish in different blogs especially with the purpose of encouraging my students to write.

3 comments

  1. José Ramírez

    Hola Malba,
    muy de acuerdo con tu post. Ya lo decía Mercedes Sosa, “cambia, todo cambia”. Y es cierto, la vida es un proceso de cambio constante muy paulatino que en el día a día apenas percibimos pero que nos deja huellas. El entorno, como dices, también nos influye, y todo junto da lugar a los principios y finales de etapas, que no dejan de ser momentos en los que somos conscientes de ese cambio, que se ha ido acumulando muy lentamente durante más o menos tiempo.
    Personalmente creo que a veces somos conservadores por naturaleza. O al menos así me pasa. Nos cuesta el cambio, sobre todo cuando estamos felices en una etapa de la vida. Pero las cosas cambian, uno cambia, la gente cambia, y el mundo que uno deja en un lugar puede no volver a ser el mismo cuando el tiempo ha transcurrido. A veces tengo ciertos temores de regresar y ver que todo lo que dejé ya no existe, solo existe en mi memoria, que ha parado el tiempo de esa gente y ese lugar. Pero son procesos que hay que aceptar, porque son ineludibles a la vida misma.
    Pero no me quería despedir sin dejar la visión positiva. Todo comienzo de etapa es una nueva oportunidad para seguir viviendo, para cambiar nuestras perspectivas, para aprender, para desarrollarnos nosotros y a nuestro entorno.
    Un abrazo y disfruta del tiempo que te queda allá

    PD: Perdón por el rollo🙂

  2. Muchas gracias por el rollo José¡ Lo comparto. El próximo año la Vero y yo estaremos en Chile, así es que si te animas para ir al Sur, serás bienvenido¡
    Un abrazo¡

  3. José Ramírez

    Ojalá Malba! En seis meses marcho para España y me tomaré un tiempecillo de relax! Ir para allá estaría genial! Todo se verá..🙂 Un abrazo y a seguir bien!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: