¿qué reforma educacional necesitamos?


Recién elegida la nueva presidenta Chilena, Michelle Bachelet, y los estudiantes  le advirtieron  que no le harán las cosas fáciles y que harán lo imposible para que la reforma educacional no se quede en el discurso y sí tengamos educación gratis y de calidad en Chile. Es así como un tal LulzSec hackeó la página del ministerio de educación y dejaron el mensaje a Bachelet. Más allá de la anécdota, lo relevante es la actitud desafiante frente a la autoridad, la irreverencia y resistencia al status quo de los estudiantes.

¿Cuál es la reforma educacional exigida por los estudiantes?

De acuerdo a las diferentes declaraciones de la CONFECH y la reciente publicación del CEFECH, el movimiento estudiantil tiene como objetivo poner fin al lucro y luchar por una educación pública, gratuita y de calidad. Esta demanda se basa en la incapacidad del sistema actual de  proveer a los chilenos con una educación que contribuya a eliminar la brecha de inequidad en el país.  Datos que demuestran la falta de regulación del sistema educacional, el lucro a destajo de unos pocos y el incumplimiento ético de educar sobran y solo para nombrar algunos, se ha evidenciado el debacle del sistema de acreditación, la consolidación de la educación como un bien de consumo y las campañas de marketing asociadas, y está de sobra decir, la instrumentalización de la educación en forma global.

Estoy absolutamente de acuerdo con la exigencia de los estudiantes, no cabe duda que el sistema educacional actual requiere de una intervención mayor . El sistema de financiamiento y regulación de la educación superior requiere de una visión y misión como un derecho público, como un bien colectivo del país, más allá del interés económico de algunos. El CEFECH hace bien en proveer las pruebas que catapultan al sistema neoliberal como exitoso en el campo educacional chileno. Sin embargo, creo que también necesitamos reflexionar en el sentido de la educación que necesitamos como país.

¿Para qué queremos una educación de calidad?

Por supuesto que queremos una educación que permita quebrar con el círculo de la pobreza, pero no sólo la pobreza material. Si analizamos el éxito de las universidades privadas, veremos que las carreras más exitosas en término de número de estudiantes son las pedagogías, ingenierías y las relacionadas con salud. ¿qué tienen en común estas carreras?  Su alto nivel de empleabilidad. En el caso de las pedagogías, los estudiantes de estratos socioeconómicos más bajos las prefieren, mayoritariamente mujeres. Este grupo generalmente corresponde a la primera generación de sus familias en la universidad y aspiran a surgir contribuyendo en sus propias comunidades.No obstante, serán los profesionales más mal pagados. En el caso de las ingenierías y las carreras relacionadas con la salud, sus estudiantes aspiran a altos sueldos y un salto cualitativo en la economía de sus bolsillos. La empleabilidad es la moneda de cambio al ingresar a estas carreras, es la falsa promesa de convertirse en alguien.  Digo que es una falsa promesa, ya que el salario o el nivel de empleabilidad no determina quién eres.

En realidad es mi mirada tal vez ingenua que no cree en la capacidad de consumo como equivalencia de felicidad. Creo que debemos reflexionar acerca del rol de la educación en nuestra sociedad como  como formación de vida y para la vida. Como sociedad necesitamos buscar una reforma educacional que alimente la curiosidad y  calme la sed del conocimiento y que contribuya a las comunidades que pertenecemos.

¿qué reforma educacional necesitamos?

Necesitamos una reforma que garantice una educación pública de calidad para todos. Una educación que nos provea no sólo con herramientas que nos hagan empleables, sino que también con una formación que nos permita ser mejores personas, más comprometidos con nuestras comunidades y menos materialistas. Una educación que nos instruya en libertades y nos permita SER más que tener.

*Estaba terminando de escribir este post cuando recibí la notificación de la nueva publicación de verdeseo Las trampas de la educación . El nuevo post resuena profundamente con las líneas aquí escritas y estoy mayoritariamente de acuerdo con el argumento de Carlos Oliva.

About Malba Barahona

Educational researcher, language educator. PhD from Australian National University. Passionate bushwalker and mountain lover. I procrastinate reading fiction, hiking, doing yoga, riding, having a beer and more recently decolonizing my existence. I write in English and Spanish in different blogs especially with the purpose of encouraging my students to write.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: