Contando semanas y comiendo vegemite!


¿Que me está pasando que ahora cuento en semanas y le pongo vegemite a mi tostada?

No estoy embarazada y no sufro de antojos. Será que estoy sufriendo de aculturación?

 

En Chile, prácticamente en la única situación en que contamos las semana es cuando se está embarazada, las actividades se planifican en meses, años o días. Pero en Australia, las cosas son distintas y parece ser que adquirí esta nueva manera de planificar. Esto de contar semanas comenzó  hace una semana atrás conversando con uno de mis supervisores acerca de la fecha de entrega de mi tesis. El momento podría resumirse de la siguiente manera:yo le dije, debo entregar la tesis a más tardar en Abril del próximo año y él me respondió: Malba, entonces tienes  52 semanas para terminar tu  tesis. Claro, le dije yo, y le entregué una planificación correspondiente a las 52 semanas restantes. ¿Pero qué tiene de interesante esto?  Para un australiano , el contar en semanas es absolutamente común, lo aprenden desde niños y es algo presente en todos los ámbitos. Estos son algunos ejemplos: a los estudiantes de pre-grado los escuchas decir :“estamos en la semana 5“ o “ cuántas semanas nos quedan para los exámenes? En otros contextos, el precio del arriendo se calcula en semanas, entonces en los avisos encuentras anuncios como: Room to let For Rent: $ 170 weekly, o cuando los empleados públicos en Canberra se refieren a sus proyectos, es habitual oír que dicen, estoy trabajando en un proyecto de 6 semanas. Los estudiantes de doctorado dicen que harán su trabajo de campo por 12 semanas o que visitarán otra universidad por cuatro semanas. Así es, los ejemplos son innumerables, pero lo  novedoso es que yo haya empezado a usar semanas en vez de meses como parte de mi discurso y acción diaria. ¿ Por qué?

¿Estaré experimentando lo que llaman aculturación? Aculturación es “ un proceso de adaptación gradual de un individuo (o de un grupo de individuos) de una cultura a otra con la cual está en contacto continuo y directo“. Esta definición me parece algo simplista ya que más que un proceso lineal es una actividad compleja y tensionante.   Es así como las personas incorporan elementos de la nueva cultura, y por otro lado, reajustan sus propios patrones culturales, motivados por la necesidad de reorientar sus pensamientos, sentimientos y formas de comunicación, para desenvolverse eficiente y efectivamente en la nueva cultura. Leí algunos artículos acerca de aculturación y estos  señalan que las personas experimentan procesos de aprendizaje de algunos hábitos y fenómenos de la nueva cultura y de des-aprendizaje o deculturación de algunos hábitos de su cultura de origen.Prece ser que la aculturación  responde a una búsqueda de equilibrio (que a su vez implica una reorganización permanente), que se desarrolla en sucesivos movimientos de avance y retroceso, de prueba y ensayo, de acercamiento y alejamiento entre ambas culturas. ¿ Será que el contar en semanas tiene que ver con esto?

En realidad, el contar en semanas, comer vegemite o saludar diciendo G‘ Day son ejemplos superficiales de cómo he aprendido a funcionar en Australia y la cultura australiana. Lo que en realidad reflejan estos ejemplos son  la constante tensión entre la adaptación a la nueva cultura y la preservación de mi propia identidad. Como ya he escrito en otros posts, cada vez que miro un aspecto de la vida australiana, reflexiono aún en mayor profundidad acerca de mi propia identidad. ¿quién soy? ¿cómo he cambiado? ¿ cómo esta experiencia de hacer un PhD en Australia me ha transformado?  y ¿cómo contribuyo a una comprensión más profunda de culturas diferentes?

About Malba Barahona

Educational researcher, language educator. PhD from Australian National University. Passionate bushwalker and mountain lover. I procrastinate reading fiction, hiking, doing yoga, riding, having a beer and more recently decolonizing my existence. I write in English and Spanish in different blogs especially with the purpose of encouraging my students to write.

2 comments

  1. Anonymous

    Sweden takes it even further — they count the whole year in weeks. “I have an exam in week 22.” “The yoga class starts in week 43.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: