Vacaciones Aussie- Victoria, Desert, Western Australia



Las vacaciones ya terminaron y ya estoy de vuelta de lleno en mi trabajo de investigación. En muy pocos días volveré a Santiago  a hacer mi recolección de datos y si bien estoy muy contenta de ir a casa, también tengo un poco de ansiedad. Pero antes de ir al otro lado del mundo, compartiré alguns reflexiones acerca de lugares, personas y expereincias vividas aquí en las antípodas.

En Australia la navidad es una celebración familiar  importante. La mayoría de las personas toman vacaciones en esa semana y viajan largas distancias para estar con sus seres queridos. Este año pasé la navidad en el estado de Victoria con la  familia de una amiga. Volé de Canberra a Melbourne y luego en auto nos fuimos de pueblo en pueblo en dirección sur oeste por los campos de Victoria. Me impresionaron los pueblos como Ballarad que tuvieron mucha riqueza gracias a la fiebre del oro a fines del siglo XIX. Llegamos a Kaniva, un pequeño pueblo muy cerca del limite del estado de Australia del sur, y ya en 20 minutos estaríamos en la granja. Diciembre es el período de cosecha para las granjas de grano, así es que  llegamos en el medio de este trabajo.

La navidad tradicionalmente se celebra el 25 de Diciembre con un gran almuerzo familiar. Sin embargo, en esta parte de Victoria, también se acostumbra ir por unos tragos en la víspera en el pub del pueblo más cercano. Así lo hicimos, unos tragos y una rifa fueron la entretención esa noche en Kaniva, nos ganamos de premios unas cervezas, carne, ostras y jamón; un verdadero festín. Pero lo mejor estaría por venir el día de navidad. El día comenzó lentamente, con un desayuno con tocino y huevos. Luego comenzamos a intercambiarnos los regalos, los cuales fueron toda una sorpresa para mí. Esta familia está compuesta de los padres y cuatro hijos, 3 chicas y un chico, de entre 24 y 13 años. Todos estaban muy contentos y felices, el almuerzo fue un gran festín de ostras, camarones, jamón, pavo y ensaladas. El día transcurrió placidamente en la tranquilidad del campo rodeada de mucho cariño. Pero aún faltaba algo más, la navidad no terminaba el día 25, sino que el 26 de diciembre, en que se celebra Boxing day y que es un día feriado también. Ese día fuimos a las carreras de caballo en otro pueblo cercano, Nhill y apostamos en las diferentes carreras, pero no ganamos nada, sólo entretención y relajo en los campos de Victoria rural.

Pasar la navidad con esta familia en Victoria me dio un insight de Australia absolutamente distinto , fue una aproximación a la vida de los australianos reales que no viven en las grandes ciudades de Sydney or Melbourne, sino que en lugares aislados, con dificultades de acceso a educación y a servicios médicos. Victoria rural con sus pueblos históricos me pareció bastante más monocultural, anglo sajón y conservadora que la Australia que hasta ese momento había conocido. En ese contexto, yo era absolutamente exótica. Disfruté ser extranjera, la gente estaba interesada en mi idiosincracia, mi procedencia, lenguaje, costumbres e incluso mi piel y cabello. Ahora, me pregunto qué pasaría si viviera allí, sería aceptada en esa comunidad?

Luego de la navidad, comencé otro viaje. Recorrí la costa de Victoria, caminé por parte de the great ocean walk. Viajé a Adelaide, tomé el tren, The Indian Pacific y crucé el desierto hasta llegar a la Australia del oeste, Perth. En este viajé ví lugares increíbles, playas de aguas tormentosas, un desierto vasto, sin límites visibles y muy verde para ser desierto. De Perth fui de pueblo en pueblo en dirección  sur oeste y recorrí unos bosques increíbles, caminé alrededor de árboles soñados , unos verdaderos gigantes. En Australia oeste, me sentí bien, la gente fue muy simpática y amable, hice canoeing, hiking, comí comida del bush, incluso una larva. También tuve experiencias urbanas enriquecedoras, fui a muchos pubs, restaurantes, museos, galerías de arte, en fin, cada día fue una emoción distinta.

Las vacaciones que ya terminaron me dejaron muchos aprendizajes, no sólo de Australia y su gente, pero aún más importante acerca de mi misma.Hoy aprecio mi coraje y voluntad por conocer otros mundos, por atreverme a dejar el confort , tomar mi mochila y enfrentar nuevos rumbos y desafíos. Hoy en Canberra vuelvo a ser la estudiante de doctorado con muchas preguntas, inseguridades e incertidumbre. Canberra hoy me parece una ciudad más pequeña, proviciana y menos real.

About Malba Barahona

Educational researcher, language educator. PhD from Australian National University. Passionate bushwalker and mountain lover. I procrastinate reading fiction, hiking, doing yoga, riding, having a beer and more recently decolonizing my existence. I write in English and Spanish in different blogs especially with the purpose of encouraging my students to write.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: